¿Te has decidido? Todo comienza aquí

Es importante antes de ponerte en contacto que hayas echado un vistazo a nuestra página web.

Si decides escribirnos, por favor explícanos con los máximos detalles qué necesitas, cuál es tu proyecto y qué hacéis. No te olvides de los objetivos.

El teléfono

Nosotros te llamamos si hace falta, puedes dejarlo en el formulario de contacto.

WhatsApp

diseño web

Colabora con nosotros

La unión hacer la fuerza. Déjanos muy clara tu propuesta, qué buscas y qué ganamos ambos en el formulario.

Redes sociales

Responsable de los datos: Saúl Sánchez. Finalidad de los datos: Responder al mensaje que me envíes a través de este formulario de contacto. Legitimación: Hacer click en la casilla “Acepto la política de privacidad y el aviso legal”. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en 10dencehispahard S.L. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.

[Total:0    Promedio:0/5]

Te adivino con quién no debes trabajar

Te adivino con quién no debes trabajar
18 julio, 2014 Saúl Sánchez

Te adivino con quién no debes trabajar

Casi muero en el intento pero he vuelto, alguno sabrá por qué lo digo y no es un decir. Lo importante es que he vuelto para darte guerra, currando on fire en muchos proyectos, ¿es así? pues me alegro un montón, que no te falte el trabajo. Pero también descansa, no hagas el loco como yo hasta hace poco.

Hoy quiero hablarte de esas llamadas, esos correos electrónicos que están pidiendo nuestros servicios de marketing online urgentemente, y también cuando nosotros mismos nos presentamos a alguna empresa, que por lo que sea la tenemos en el punto de mira o queremos trabajar con ellos.

El quid de la cuestión es, ¿con quién queremos trabajar y con quién no?, pues es una lotería, debemos conocer nuestro cliente ideal, pero claro nadie nos va a asegurar nada y como todos bien sabemos las apariencias engañan. Te hago una lista desde mi experiencia de siete puntos que te dirán que algo huele mal, ¿preparado?:

  1. “¿Cuánto me va a costar?”: Mal empezamos, si lo más importante es el dinero ya es un indicador de que buscan lo más barato aunque sea chapucero o no profesional (entiendo la situación que vivimos de crisis, no lo olvido).
  2. “Comenzamos y ya vemos el precio en otro momento tu por eso no te preocupes”: Me indica poca profesionalidad, tío, somos empresas, serios, ¿contrato?, ¿plan?, ¿objetivos?… ¡hagamos las cosas bien por Dios!.
  3. “Entiendo mucho de esto, lo que pasa que no tengo tiempo”: Bueno, bueno… puede darse el caso, pero si queremos trabajar profesionalmente en algo dejemos al margen nuestra experiencia profesional para otro momento. Si me llamas para que te ayude no me digas que sabes hacerlo tu o que sabes más que yo.
  4. “Quiero algo baratillo”: La lotería te toca invirtiendo más o menos dinero en el boleto que compras. Si quieres resultados y profesionalidad evidentemente te costará algo de pasta.
  5. “Quiero empezar hoy mismo, ¿cuánto dinero ganaré el primer mes?”: Venga, llamamos a Superman y un plis plas llueven los billetes para ambos. Cualquiera con dos dedos de frente sabe que una estrategia de marketing online (generalmente) no obtendrás buenos resultados hasta medio y largo plazo. ¿Sí se puede?, ¡cuéntame tu receta en los comentarios!.
  6. “Quiero probar un mes”: Vale, entiendo que puedas andar justo de presupuesto, pues te recomiendo ahorrar y hablar en otro momento. En un mes no vamos a ver resultados, es así de claro, los experimentos con gaseosa.
  7. “Me gusta mucho la propuesta pero bájame el precio, tengo gente que lo hace por 50 euros”: Vale, perfecto. ¡Preséntamelos, que si son tan buenos yo los contrato para mi equipo!. Nadie, absolutamente nadie hará un buen trabajo por 50 euros al mes, ni por 100 euros.

Y estos han sido mis siete casos de no éxito con posibles clientes que me han venido a la cabeza, ahora cuéntame los tuyos en los comentarios. Vale, lo sé, mi tono no es lo más serio ni ético, y mi redacción tampoco es que vaya a escribir un best seller. Pero, ¿a quién le importa eso?, a veces hay que salirse de tanta regla y tanto modal y hablar claramente. Si me conoces sabes que cumplo perfectamente con lo que esperas de mi como profesional.

¡Compártelo y deja tu comentario aquí debajo! ;) Y recuerda… “Hagas lo que hagas, hazlo tan bien para que vuelvan y además traigan a sus amigos”.

[Total:0    Promedio:0/5]
Ayudando a empresas como la tuya a aumentar su visibilidad en Internet.

4 Comentarios

  1. Estos artículos me encantan y no veo muchos por Internet :) Claro y directo al grano. Pocos comentarios más. Enhorabuena Saúl!

  2. Serrano 4 años hace

    Bueno… qué buen post… que da pie a muchos comentarios, jeje…

    – Si de verdad tienes interés en vender esto te merece la pena invertir para publicitarlo.
    – Invertiremos 20€ en publicidad, solo un mes a ver qué pasa.
    ¿Qué paso? Pues poco.

    – Antes de poner en marcha la campaña de Adwords hay que realizar una búsqueda de palabras claves para asegurarnos el mejor rendimiento..
    – Las palabras claves te las digo yo en un momento.

    – ¿Recibiste el informe de la campaña de Facebook y las conversiones de la Landing Page?
    – Si, aun no lo he leído.. pero tenemos que hablar. No entran visitas a la web.
    Ya, es que el objetivo de la Landing Page no es llevar tráfico a la web…

    – “Buenos días, adjunto la factura…”
    – (Vía WhatsApp) No estoy de acuerdo con el precio y no me gusta el 98% de tu trabajo, muy poco profesional…
    – “Buenos días, adjunto el presupuesto que usted mismo aprobó y su ultimo email en el que proporcionaba feedback positivo…”

    – Hola, estamos preocupadas porque ya han pasado 20 días desde que abrimos el Facebook y aun no nos ha llegado ningún nuevo cliente.
    – &%$·”!!?&GFU&%·!!!

    Etc…

    De todo esto y muchos ejemplos más, he aprendido dos cosas fundamentales para los que trabajamos freelance:

    1. Explicar MUY bien al cliente qué está contratando, qué incluye y qué no y qué resultados puede esperar y a qué plazo aproximado.
    2. Identificar el Momento NO, en qué momento de la negociación ya no nos merece la pena cerrar ese trato con ese cliente.

    Si alguien tiene más sugerencias o quiere compartir penas… ;)
    Un saludo Saúl!!

    • Autor

      ¡Buenísimo! Muchas gracias por pasarte, son cosas muy comunes pero que se suelen repetir en el tiempo. ;)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Compartir
Compartir
Twittear
Compartir
Pin

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar